24 de may. de 2010

¿Qué es buen desempeño profesional docente?

Ricardo Cuenca

Esta discusión nos coloca en la necesidad de redefinir las áreas del desempeño docente. En este sentido, la orealc-unesco propone apoyar el desarrollo de una comprensión ampliada de la profesión docente, entendiendo los múltiples factores que inciden en la calidad del desempeño de los maestros (Robalino, 2005).


Al respecto, Progré (2006) sostiene que la práctica docente es una práctica social compleja. Si bien es definida a partir del microespacio en el que se articulan docente-alumno-conocimiento, desencadenando modos de relación según los cuales la posición de cada uno de estos elementos determina el valor y el lugar de cada uno de los otros, el microespacio de la práctica docente se inscribe en otros espacios más amplios que condicionan y normativizan sus operaciones: la institución escolar, el sistema educativo y la sociedad. El problema de la práctica docente y de la profesión docente no puede resolverse solamente desde una perspectiva pedagógica; su abordaje implica la construcción de un modelo que dé cuenta de estas relaciones intersubjetivas y debe analizarse desde las teorías epistemológicas que subyacen a la concepción de conocimiento (Guyot, 1999). Esta definición de práctica docente alude a diferentes dimensiones de la profesión (Lombardi, 1999):


La enseñante es una primera dimensión de la práctica. Esta dimensión hace referencia a la tarea sustantiva de la docencia, a la tarea específica a partir de la cual se delínea la identidad de un docente. Entran en juego, básicamente, dos tipos de conocimientos: el conocimiento académico o erudito acerca de la/s disciplina/s a enseñar y el conocimiento didáctico y metodológico para tomar decisiones acerca de cómo enseñar. Requiere que el docente conozca las estructuras conceptuales del campo organizado del saber o disciplina que enseña y las formas de producción y construcción de los conceptos sustantivos de esa disciplina. Requiere también conocimiento acerca del sujeto del aprendizaje, es decir, de los procesos cognitivos, afectivos y sociales que hacen posible aprender. Este conocimiento y el dominio de la disciplina y sus métodos de elaboración conceptual permiten tomar decisiones fundamentadas acerca de qué y cómo enseñar.


La dimensión laboral de la práctica está sometida a controles pautados normativamente. La docencia en tanto práctica laboral está sujeta a un contrato que establece deberes y derechos, condiciones económicas y materiales para el desempeño (remuneración, horario, lugar, etc.). Requiere que el profesional tenga información acerca de los marcos legales que regulan esa dimensión de la práctica


La docencia como práctica socializadora constituye una dimensión que se orienta hacia la socialización secundaria de niños y jóvenes y adultos, a quienes acompaña en el proceso de aprendizaje. Es una acción de socialización a través del conocimiento. Este aspecto del desempeño, que es parte del contrato social entre la escuela y la comunidad, entre el docente y la familia, recibe mensajes sociales de aprobación o desaprobación, pero está escasamente controlada desde el punto de vista normativo. Requiere que el docente posea conocimientos acerca de la comunidad, el contexto y el alumno en sus distintos momentos evolutivos.


La docencia como práctica institucional y comunitaria está modelada por mandatos culturales explícitos e implícitos, contenidos en la denominada cultura institucional, por una parte, y por las características de la comunidad en la que se inserta la escuela, por otra parte. Es una dimensión de la práctica docente que se adquiere, tradicionalmente, a partir de la propia experiencia de inserción institucional y comunitaria. La complejidad de esta práctica social, así como la multidimensionalidad de la profesión, requieren entender sistémicamente que toda decisión que se tome, ya sea de condiciones de trabajo, organización escolar, política curricular etc. opera en la profesión como un todo...


Tomado de: Cuenca, Ricardo. La cuestión docente: Perú, carrera pública magisterial y el discurso del desarrollo profesional / Ricardo Cuenca y Lars Stojnic. 1a ed. - Buenos Aires: Fund. Laboratorio de Políticas Públicas, 2008

2 comentarios:

  1. BUEN DESEMPEÑO PROFESIONAL DOCENTE:
    QUE INTERESANTE, E IMPORTANTE,POR QUE ESTO OBLIGARÁ A LOS DOCENTES TOMAR CONCIENCIA DEL ROL QUE NOS TOCA VIVIR, TOMAR CONCIENCIA DEL COMPROMISO, QUE TENEMOS CON LOS NIÑOS Y LAS NIÑAS DEL PERÚ, NO `POR EL SUELDO QUE RECIBIMOS SINO POR EL AMOR A LA PROFESIÓN Y POR QUE NUESTRA PATRIA SE MERECE EL MEJOR PRODUCTO A LA SOCIEDAD.

    ResponderEliminar
  2. Professor, preciso contactar o Professora Ricardo Cuenca urgentemente para convidar para uma palestra no Brasil no período de 9 a 11 de maio de 2012, no 5° encontro internacional de educação comparada. Por favor, entre em contato urgentemente!

    tefam@ufpa.br

    ResponderEliminar