23 jul. 2010

Las voces de los estudiantes

Patricia Ames
Instituto de Estudios Peruanos
Consultora de la Mesa Interinstitucional de Desempeño Docente


¿Qué es lo que niños y niñas más quieren de un maestro?
“Que no nos pegue”
“Que nos hable bonito”
“Que no nos grite ni nos insulte”
“Que sea amable, cariñoso”


Con estas palabras nos contestaron los niños y niñas de 6º de primaria de una escuela de Lima Sur que participaron del estudio piloto sobre las percepciones de niños, niñas y adolescentes sobre su propia educación.

Niños y niñas enfatizaron así la intensa necesidad que tienen de un trato respetuoso y de un clima afectivo positivo en el aula. Esa no es, por desgracia, la experiencia que todos han tenido a lo largo de su primaria: si bien hay maestros y maestras así, hay otros que los castigan físicamente y usan un lenguaje soez para dirigirse a ellos. Estos niños nos recuerdan pues que a pesar de los discursos en contra, subsisten situaciones de maltrato físico y verbal hacia los alumnos y alumnas que deben cambiar radicalmente.

Un buen maestro o maestra, además, nos dicen los niños,
“tiene bastante paciencia con sus alumnos”
“tiene que ser comprensible, explicar las clases bien”
“quiere que los alumnos aprendan”


Tienen pues claridad en que no están pidiendo sólo un maestro “buena gente”: quieren que les enseñe, y que les enseñe bien, quieren aprender, y están dispuestos a que sea estricto (pero no a ser maltratados) para ayudarlos en esa meta. Reclaman también un trato igualitario, pues se mostraron muy sensibles y contrarios a favoritismos con algunos alumnos.

Esta información es una pequeña muestra de lo que recogimos durante el estudio piloto de la investigación que venimos realizando sobre las percepciones de niños, niñas y adolescentes sobre su educación, sus docentes, sus aprendizajes y su rol como estudiantes. Este estudio parte de una iniciativa de la Mesa Interinstitucional de Desempeño Docente entre sus acciones para determinar criterios de buena docencia. Un elemento clave en este esfuerzo es el recoger de manera sistemática la voz de los estudiantes y considerarla en las propuestas para mejorar su educación. Es en este marco que, desde el Instituto de Estudios Peruanos, y con el apoyo de UNICEF, el Consejo Nacional de Educación y la Derrama Magisterial, se realiza esta investigación.

Partimos por considerar a los niños como sujetos activos de su propio desarrollo, de sus vidas sociales y de las que los rodean. Es desde esta postura teórica que enfocamos la investigación, y buscamos alternativas metodológicas creativas y flexibles que nos permitan recoger el punto de vista de niños y niñas desde múltiples entradas. Así, utilizamos el juego, el diálogo, el dibujo, el estudio de casos y la observación, en sesiones grupales estructuradas en torno a un tema para recoger información. El estudio piloto nos ha permitido validar nuestros instrumentos, los cuáles aplicaremos en 4 regiones del país en los próximos meses, con alumnos de primaria y secundaria.

Fuente: Contacto Foro No. 182 (Jun-Jul. 2010)
Publicación de Foro Educativo. Año XIII

1 comentario:

  1. Estos resultados del estudio que han realizado no solo es en la costa, los problemas generales de la sociedad estan afectando en la forma como el docente trata a los estudiantes, en primaria por la incapacidad de lograr aprendizajes, en secundaria por los jovenes no encuentran motivaciones para estar en aula, esto debe para pero desde las esferas donde se propicia la violencia, caso del presidente la famosa cachetada, cual es el ejemplo, y nuestros ni;os hoy en dia son mas violentos, efectos de la violencia familiar en caso, en todo caso es responsabilidad compartida entre los agentes del proceso educativo, los docentes no debemos de ser autocriticos con nuestra responsabilidad.

    ResponderEliminar